Cómo afrontar con éxito un proceso de selección en el sector IT

0
437

En las últimas semanas, venimos hablando en varios posts sobre ciertos aspectos relevantes cuando nos encontramos en búsqueda de empleo, principalmente dentro del sector IT. Hemos hablado de qué es importante saber sobre el sector, cómo crear un buen perfil de LinkedIn y qué herramientas utilizar para encontrar trabajo. Si no has leído alguno de ellos, te recomiendo que lo hagas ya que si estás buscando empleo te guiarán en los primeros pasos ?

Si bien es cierto que hay una elevada demanda de profesionales tecnológicos, sabemos que el sector de IT es altamente competitivo y dinámico, lo que significa que enfrentarse a un proceso de selección puede resultar intimidante, especialmente para aquellos en etapas iniciales de su carrera. Suele decirse que la búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo, ya que es un proceso largo y complicado, que puede llegar a ser frustrante, y en el sector IT no iba a ser diferente. Por ello, en este artículo, exploraremos ciertos aspectos clave que te ayudarán a afrontar con éxito las diferentes fases de un proceso de selección en el sector IT, independientemente de tu nivel de experiencia.

¿Quieres saber cómo sacarte partido en los procesos de selección? ¡Sigue leyendo! ⬇️

Índice

  1. Screening curricular
  2. Llamada telefónica
  3. Entrevista personal
  4. Fase técnica
    4.1. Entrevista técnica
    4.2. Pruebas o retos técnicos

Los procesos de selección en el sector IT suelen constar de varias fases que buscan evaluar las habilidades técnicas y el potencial de los candidatos, así como las *soft skills y la compatibilidad con la cultura de la empresa. A continuación describimos las **fases más comunes que puedes encontrar en un proceso de selección de este sector, aunque ten en cuenta que el orden de las mismas y las especificidades pueden variar según la empresa y el puesto.

**No olvidemos que las soft skills*, en español habilidades blandas, son aquellas competencias personales y sociales que facilitan las relaciones humanas y permiten que nos desenvolvamos con éxito en cualquier ámbito de la vida, incluido el laboral.

1. Screening curricular

Un proceso de selección empieza cuando envías tu currículum a una empresa o aplicas a una oferta de trabajo concreta. En este punto, en el cual aún no has tenido la posibilidad de tener un contacto directo con los reclutadores, es crucial destacar a través del CV. El no dar importancia a esta fase es uno de los errores más comunes en los procesos de selección, ya que el CV y, en muchos casos también el perfil de LinkedIn, es lo primero que va a ver una empresa sobre nosotros, por lo que tenemos que “vendernos bien” a través de un CV atractivo, claro, actualizado y fácil de leer.

No me detendré más en este punto porque pronto habrá un post sobre cómo diseñarlo con todas las claves para superar esta fase y reducir las posibilidades de recibir el típico mensaje: “la empresa ha descartado tu CV”.

Por otro lado, una de las preguntas más frecuentes a la hora de aplicar a una oferta es si escribir una carta de presentación o no. En mi opinión, es una práctica que está algo desfasada ya que muchos reclutadores no las leen y, además, hoy en día existen otras formas mejores de conocer al candidato, como pueden ser las redes sociales (LinkedIn, Twitter), que podrían convertirse en tu nueva carta de presentación, por lo que redactar una adicional puede suponer una pérdida de tiempo. Otra opción para presentarte y atraer al equipo de selección es redactar un extracto o perfil profesional en la parte superior de tu CV, el cual es un párrafo breve en el que resumes los aspectos más relevantes de tu trayectoria, formación, competencias y puntos fuertes. Este extracto no debería tener más de unas 5-7 líneas que capten la atención del lector y le inciten a seguir revisando el resto de tu currículum.

❗Para hacer tu presentación más atractiva, adaptala a la oferta, tratando de que sea lo más relevante posible para cada empresa, en el caso de que apliques a varias.

❗Si no tienes mucha experiencia profesional, centra el extracto en tus objetivos profesionales y en la en la qué manera puedes contribuir al crecimiento de la empresa con la que quieres trabajar.

¿Cuando redactar una carta de presentación?

  • Cuando el empleador la exige en la oferta de trabajo. En estos casos puede hacerse algo tedioso, por lo que te recomiendo que si tienes un extracto redactado en tu CV, lo utilices como base, enfocándolo a cada oferta.
  • Cuando se trata de un trabajo en el que estás muy interesado/a. Si estamos hablando de tu empresa ideal, esa en la que siempre has soñado trabajar, quizá puede ser una buena idea enviar una carta personalizada para diferenciarte, en la que expliques tus motivaciones y por qué encajarías tan bien en el equipo ?
  • Cuando quieras presentarte a una empresa en la que aún no exista una vacante. Porque así demostrarás que tienes iniciativa e interés por trabajar allí cuando haya oportunidad.
  • Cuando te presentes a un trabajo de medio o alto nivel jerárquico y sea necesario describir más a fondo tus cualidades y competencias.
  • Cuando quieras aclarar posibles dudas o dar más detalles sobre irregularidades o carencias de tu CV: empleos de corta duración, períodos sin trabajar, poca experiencia, estudios no completados… En estos casos puede ser útil utilizar este recurso para no dejar nada a la imaginación de los reclutadores y hacer más interesante tu candidatura.

2. Llamada telefónica

Una vez que el equipo de Recursos Humanos ha llevado a cabo el screening y, si considera que tu perfil puede ajustarse a las características del puesto, es probable que la primera toma de contacto sea por teléfono. Esta mini-entrevista telefónica es la primera impresión en vivo que tiene la empresa sobre ti y les sirve como doble filtro en caso de que haya muchos candidatos interesados o exista algún aspecto dudoso en el CV. Además, les permite conocer más sobre ti y comprobar que cumples con los requisitos mínimos requeridos para pasar a la siguiente fase del proceso.

Esta fase suele ser breve, con una duración de entre 5 y 15 minutos, exceptuando los casos en los que se realice una entrevista completa. Además, muchas veces esta fase no está programada, si no que el reclutador puede ponerse en contacto contigo de manera inesperada. Por ello, te recomiendo que actives el mood #búsquedadeempleo e intentes estar disponible para coger el teléfono siempre que puedas y responder de manera educada y profesional. En caso de que te sea imposible atender la llamada (imagínate que estás en el metro o en algún sitio con poca cobertura o intimidad), lo mejor es que comentes la situación con sinceridad e intentes reagendar la llamada para un momento en el que estés a salvo de posibles ruidos y distracciones. Para ello, apunta siempre el nombre de quien te llama, empresa y teléfono de contacto, ya que no queda bien que no sepas con quién has hablado ni qué compañía es.

Ojo con los mensajes de contestador graciosos o tonos de llamada con música, pueden parecer poco profesionales.

Aquí tienes algunos consejos más para superar la llamada telefónica:

  • Organiza tus candidaturas: es muy importante que sepas en cada momento de qué proceso de selección se trata para ofrecer sensación de control e interés. Esto aplica a todas las fases del proceso y lo recomendable es que acotes tu búsqueda de empleo. Es decir, si vas a aplicar a muchas ofertas/empresas, trata de dividirlas en fases en función de tus preferencias y no postularte “por si acaso”. Te animo a que dejes registrada la información más relevante de cada oferta a la que apliques, lo que te ayudará a ubicar a las empresas y a tener ciertas preguntas preparadas.
  • Ten algunos materiales a tu alcance:
    • Trata de tener siempre a mano algo donde escribir, así podrás anotar los datos extra que te brinde el entrevistador.
    • En la medida de lo posible, ten abierta la página web de la empresa o, si has organizado tus candidaturas, los datos que tienes sobre la misma y el puesto de trabajo. Esto te servirá de guía para responder de manera más precisa y para lanzar las preguntas que te ayuden a completar cierta información acerca de la oferta.
    • Asimismo, también puede ser útil tener el CV que enviaste para responder de manera concreta sobre fechas, referencias, experiencia y otros detalles. Piensa que generalmente el entrevistador te va a preguntar con el currículum en mano, por lo que debes conocerlo en profundidad, de lo contrario puedes generar desconfianza.
  • Tu voz es tu imagen: debe sonar tranquila, segura y optimista.

❗Utiliza el recurso de la sonrisa telefónica. Parece algo carente de importancia pero sonreír durante la conversación da muy buenas sensaciones y transmite seguridad al oyente, aunque no te vean. Además tiene un efecto positivo en ti, te sentirás con más calma y confianza.

  • En este primer contacto, el objetivo del entrevistador es comprobar de forma rápida que no se ha confundido al seleccionar tu currículum, no pretende profundizar en tu experiencia y formación. Por tanto, trata de responder brevemente a las preguntas y no te preocupes si necesitas unos segundos para pensar, así como si necesitas que te repita la pregunta, pídelo con naturalidad. También te será útil preparar un discurso, de un minuto máximo de duración, en el que muestres tu perfil profesional, lo que te ayudará a no divagar.
  • No interrumpas al entrevistador: él es quien dirige la conversación. No te adelantes a lo que está diciendo ni respondas más allá de lo que te pregunta en cada momento.
  • Pregunta las dudas que tengas: es habitual no escuchar bien algunos datos como el nombre de la empresa o el del reclutador. No te preocupes por preguntar de nuevo, de esta forma podrás dirigirte a él/ella por su nombre, haciendo la conversación más cercana.
  • Cuando la conversación llega a su fin, cierra la entrevista telefónica agradeciendo la llamada y la amabilidad, y aprovecha para confirmar tu interés en la oferta e informarte de cómo continúa el proceso de selección.

3. Entrevista personal

Si tras la llamada telefónica te citan para una entrevista personal… ¡Felicidades! Eso significa que a priori encajas con lo que están buscando para el puesto, pero no te confíes porque aún queda trabajo por hacer. Si bien es cierto que para un puesto del sector IT es importante contar con las habilidades técnicas necesarias, no hay que olvidar que la entrevista personal juega un papel crucial en los procesos de selección, ya que no solo se busca a un profesional bien cualificado, sino que como he comentado antes, también se valoran las soft skills relacionadas con el puesto, lo que puedas aportar al equipo y el encaje cultural.

Las habilidades blandas que se valoran en la entrevista personal, dependerán del sector en el que nos encontremos y del puesto al que aspiramos, ya que no se requieren las mismas si postulas a ser Junior Developer que a Tech Lead o Project Manager. En la siguiente imagen puedes ver algunas de las soft skills más valoradas del sector IT:

 

Otro de los objetivos en la entrevista personal es conocer tus experiencias previas y formación, tus motivaciones y tus objetivos profesionales, además de cuestiones relativas al puesto como las expectativas salariales o tu disponibilidad para viajar, en caso de que tu lugar de residencia no coincida con la ubicación de la oficina. De esta forma, puedes encontrarte diferentes tipos de entrevistas en función de las necesidades y prioridades de la empresa:

  • Entrevistas exploratorias o de presentación personal. Tienen como objetivo obtener una visión general sobre tí, conocer tu formación académica, experiencia laboral previa, metas profesionales y otros aspectos relevantes. En este tipo de entrevistas, generalmente se hacen preguntas abiertas como: “¿Puedes hablarme un poco de ti?” “¿Cuál es tu experiencia laboral previa? “¿Qué es lo que te interesa o te ha gustado de nuestra empresa?” “¿Cuáles son tus metas profesionales a corto y largo plazo?”, entre otras.
  • Entrevistas por competencias. Se centran en evaluar habilidades específicas que son relevantes para el puesto de trabajo. Estas competencias pueden incluir habilidades técnicas, interpersonales, de liderazgo, etc. Los entrevistadores hacen preguntas y evalúan las respuestas para detectar si posees las habilidades requeridas, como por ejemplo: “Describe una situación en la que tuviste que liderar a un equipo para completar un proyecto técnico. ¿Cómo te aseguraste de que el equipo trabajara de manera efectiva y cuáles fueron los resultados alcanzados?” “Cuéntame una situación de trabajo en la cual tuviste que poner en práctica una buena comunicación”.
  • Dinámicas grupales y role playing. Son técnicas empleadas para evaluar a los candidatos en situaciones prácticas y grupales. Estas actividades permiten a los empleadores obtener una visión más profunda de tus habilidades sociales, capacidad de trabajo en equipo y otras competencias específicas. Por un lado, en las dinámicas de grupo, los candidatos se reúnen y participan en una actividad conjunta, que puede variar desde resolver problemas o discutir temas relevantes para el trabajo hasta realizar una tarea en equipo. En cuanto al role playing, implica que los candidatos asuman roles específicos y actúen en situaciones simuladas relacionadas con el puesto. Los escenarios pueden incluir situaciones de resolución de conflictos u otras tareas frecuentes en el trabajo.

❗Ten en cuenta que generalmente las empresas combinan estas variantes a la hora de hacer la entrevista personal, por lo que puedes encontrarte preguntas de cualquiera de ellas y pueden ser más o menos estructuradas. Asimismo, de tratarse de una dinámica grupal o role playing te lo avisarán con antelación, y si es la primera entrevista, quizá te hagan preguntas relativas a tu perfil personal y profesional antes de la actividad en sí.

Como dijo Graham Bell: “Antes que nada, la preparación es la clave del éxito”, por lo que quiero remarcar la importancia de prepararse bien para las entrevistas, es un aspecto que en muchas ocasiones marca la diferencia. Por ello, próximamente tendremos un post detallado sobre esta fase de los procesos de selección y cómo sacarnos el máximo partido posible para destacar en ella. Aún así, aquí van algunos tips que puedes empezar a poner en práctica:

  • Haz un ejercicio de autoconocimiento. Es importante que conozcas tus puntos fuertes y tus puntos a mejorar, así como tus competencias y cómo puedes aplicarlas al puesto concreto.
  • Haz un ejercicio de investigación sobre la empresa y el puesto. Familiarízate con su visión, misión y valores, así como con los proyectos y servicios que ofrecen. Comprender las necesidades y desafíos específicos del puesto te permitirá adaptar tus respuestas y resaltar tus habilidades y experiencia relevante durante el proceso de selección. Además, podrás preparar algunas preguntas para hacer al entrevistador, lo que muestra interés y curiosidad.
  • Prepara un storytelling sobre tu situación actual, tu experiencia profesional y tus objetivos a corto plazo para responder a la pregunta “Háblame de tí”. Para ello, lo ideal es no excederse ni ser demasiado escueto, por lo que si en la entrevista telefónica la duración era de aproximadamente 1 minuto, en la personal podemos extendernos unos 5-10 dependiendo de nuestro perfil, ya que no tendrás lo mismo que contar si eres un recién graduado/a que si tienes muchos años de experiencia.
  • Utiliza el método STAR (Situación + Tarea + Acción + Resultado) para responder. Consigue dar una respuesta significativa, estructurada y completa a otras preguntas comunes en las entrevistas, contestando con ejemplos de situaciones reales en las que hayas estado involucrado/a. Consiste en que describas el contexto, las tareas que se plantearon, las acciones que llevaste a cabo detallando qué decisiones tomaste, lo que hiciste y por qué decidiste un camino particular y no otro (es la parte más importante de tu respuesta). Por último explica los resultados que conseguiste con tus acciones y los aprendizajes que ganaste.
  • No olvides la puntualidad, cuidar tu imagen y mostrar tu curiosidad y pasión en el campo. Habla sobre proyectos personales relacionados con la tecnología y comparte tus experiencias en eventos o conferencias del sector. Esta actitud proactiva y entusiasta puede marcar la diferencia en el proceso de selección.

4. Fase técnica

En los procesos de selección del sector IT es bastante común que nos encontremos con una fase técnica, cuyo objetivo es valorar tu estilo de código, tu metodología de resolución de problemas, y comprobar si los conocimientos que has acreditado en el resto de fases se corresponden con las competencias reales que tienes.

4.1 Entrevista técnica

Suele tener un formato similar a la entrevista personal y la persona que te evalúa normalmente es un perfil técnico de la compañía. Durante esta fase, te harán preguntas detalladas sobre tus habilidades técnicas, conocimientos específicos de las tecnologías con las que trabajan y tu experiencia previa. También podrían presentarte problemas o situaciones hipotéticas para evaluar tu capacidad de razonamiento y resolución.

Aquí te dejo algunos ejemplos de preguntas en una entrevista técnica para un perfil de desarrollo de software ?‍?:

  • Bases de datos: “¿Qué bases de datos relacionales conoces?” “Si conoces la BBDD Oracle… ¿conoces PL/SQL?” “¿Qué es el principio ACID?”
  • REST: “¿Qué implementaciones de Servicios REST conoces en Java?” “¿Qué clientes sueles usar para probar las invocaciones a servicios REST?”
  • Metodologías: “¿En qué consiste hacer una retrospectiva?, ¿cuál debería ser el resultado?” “Explica alguna técnica de XP” “¿Qué propiedades debe tener una buena historia de usuario?”

4.2 Pruebas o retos técnicos

Estas pruebas permiten conocer cómo eres capaz de desenvolverte ante un determinado problema. La temática del ejercicio puede variar desde la resolución de un problema real que se le haya presentado a la empresa, a la creación de una pequeña aplicación o incluso el planteamiento de actividades de corrección de bugs o refactorización.

La realización puede llevarse a cabo de varias formas: mediante una revisión de código en directo, ya sea presencial o en remoto (mientras el reclutador está conectado a tu equipo); o mediante el envío del ejercicio fijando una fecha límite de entrega. En este último caso, es probable que tras ese periodo tengas que hacer una defensa de la prueba, aportando la explicación de la misma y la justificación de haberla resuelto de una determinada manera. De esta forma, el evaluador observa cómo te desenvuelves, examina tus herramientas de desarrollo, y puede conocer tu personalidad y tu comportamiento ante situaciones de estrés.

Sé que esta última fase es las que puede generar mayor nerviosismo y, por eso, te dejo aquí unos últimos consejos para superarla ?:

  • Ten preparado una guía del lenguaje al que postulas. Debe contener la sintaxis básica, así como las funciones y peculiaridades del lenguaje más habituales.
  • Documenta el código y cuida las buenas prácticas de desarrollo. Ten en cuenta que muchas veces es más importante la escalabilidad, legibilidad y limpieza del código que simplemente funcione la práctica.
  • Aplica el principio KISS (Keep It Simple Stupid). Una técnica de Ingeniería del Software, que permite dividir el problema en partes más sencillas. Esta forma de programación te ayuda a mantener y a entender el código de una forma sencilla.
  • Administra tu tiempo. Como hemos dicho, estas pruebas tienen un tiempo límite, por lo que una vez veas el enunciado, trata de estimar el tiempo que te llevará y organízalo en partes. Puedes usar técnicas de gestión eficaz del tiempo como el método Pomodoro.
  • Actualiza y mejora tus habilidades técnicas. El sector IT está en constante evolución, por lo que es esencial mantenerse actualizado con las últimas tecnologías y tendencias. Dedica tiempo a mejorar tus habilidades técnicas y adquirir conocimientos relevantes para el puesto al que aspiras. Realiza cursos en línea, participa en katas de código o colabora en grupos de estudio. Cuanto más sólidas sean tus habilidades técnicas, más competitivo serás durante el proceso de selección. Te recomiendo que eches un vistazo a páginas como Codewars, Free Code Camp, SoloLearn, Code Avengers… (son páginas en las que aprender a programar o mejorar tus conocimientos gratis ?)
  • Ten siempre actualizado tu repositorio personal en GitHub o Gitlab, que demuestre qué lenguajes o tecnologías conoces. Es importante que esté actualizado acorde a los conocimientos que acreditas en tu CV y sirva como portfolio de los principales trabajos que vayas realizando.

Después de completar todas las fases anteriores, es posible que la empresa realice una entrevista final que unifique toda la información obtenida durante el proceso e incluya una negociación salarial y de condiciones de contratación, para así tomar una decisión de manera más segura.

Espero que este post te haya ayudado a tener una idea general de cómo suelen ser los procesos de selección en el sector IT, aunque recuerda que no hay nada estático y que dependiendo de la empresa y puesto, pueden incluir todas las fases o solo algunas de ellas y que el orden puede ser diferente. Te animo a que sigas las pautas de las que te he hablado a lo largo del artículo y me cuentes si te han funcionado y estás más cerca del puesto que deseas. ¡Te leo!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

He leído y acepto la política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable:
  • Finalidad:
  • Legitimación:
  • Destinatarios:
  • Derechos:
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad