La investigación no es negociable

Diseñar un producto implica obtener un resultado deliberado y no un resultado accidental.

0
61
Equipo de producto analizando datos en una pared llena de postits.

Índice de contenidos


 

Voy a empezar este artículo haciéndote una pregunta. ¿En cuántos proyectos has realizado investigación para conocer y definir cómo debe ser un producto o servicio?

En la mayoría de los proyectos siempre surge la misma disyuntiva: no hay tiempo para hacer investigación o no hay recursos para llevarla a cabo. Pero, ¿qué podemos hacer cuando no disponemos de suficiente tiempo ni recursos? La investigación no es negociable, siempre debe realizarse. Se puede llevar a cabo investigación en menos tiempo y con menos recursos, pero debe hacerse.

Como diseñadores, no podemos permitirnos comenzar a diseñar un producto sin tener ningún tipo de dato, sin tener ningún tipo de contexto, sin saber cuáles son las necesidades los usuarios, sin conocer cuáles son los problemas de negocio, cuál es la propuesta de valor, etc. No podemos empezar a diseñar a ciegas.

“No es lo mismo hacer un producto malo que un producto equivocado”.

Investigar nos permite tener una visión holística de la situación para ofrecer mejores soluciones a los problemas reales de los usuarios, incluso pudiendo ahorrar dinero a negocio.

Casi siempre se suele comenzar con un análisis del producto. Este análisis es cuantitativo y superficial porque solo nos proporciona información sobre cómo se está utilizando el producto en estos momentos. Realizar un análisis más profundo y obtener datos cuantitativos y cualitativos nos ayuda no solo a mejorar el producto, sino también a definir una estrategia a medio plazo que aporte valor a negocio.

En este artículo, explicaré cómo llevar a cabo una investigación y los diferentes métodos de investigación que puedes utilizar en cualquier proyecto.

Qué necesitamos conocer

En primer lugar, es importante que te detengas a pensar en qué tipo de datos necesitas para comenzar a diseñar. Las respuestas estarán condicionadas por el tipo de servicio que vamos a prestar al cliente, los recursos disponibles, el tiempo, el presupuesto, etc.

  • ¿Queremos mejorar un flujo o funcionalidad?
  • ¿Cómo navegan los clientes?
  • ¿Hay que mejorar alguna métrica?

En este primer punto, debemos definir una estrategia de investigación para conocer el alcance, estimar el tiempo que llevará realizarla y proponer los métodos de investigación que vamos a utilizar.

Investiga qué datos tienes al inicio del proyecto

Aunque el cliente con el que vamos a trabajar nunca haya realizado una fase de investigación, probablemente tenga datos con los que podemos empezar a trabajar.

Diseñador entrevistando a personas de negocio y stakeholders.

Una buena forma de comenzar es siempre teniendo un documento inicial con preguntas para conocer el estado actual del producto o servicio.

Estas preguntas se pueden dividir en 4 áreas:

  • Negocio: ¿Qué se ha hecho hasta ahora con el producto? ¿Qué ha fallado? ¿Qué problemas existen? ¿Qué tipo de clientes tienen? ¿Cuál es su propuesta de valor?,…
  • Stakeholders (personas o áreas interesadas, empleados): ¿Qué grado de interés tienen respecto al producto? ¿Cuáles son sus problemas?,…
  • Producto o servicio: ¿Cómo se está utilizando? ¿Cómo se quiere posicionar?,…
  • Usuarios o clientes: ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Qué opinan del producto o servicio? ¿Cuáles son sus puntos de dolor?,…

Diseñar un producto implica obtener un resultado deliberado y no un resultado accidental.

Define los métodos de investigación que vas a utilizar

Una vez que sabemos las variables que afectan al proyecto y sabemos la información que necesitamos recopilar, debemos definir qué métodos de investigación vamos a utilizar.

La mayoría de las veces necesitaremos tener dos tipos de información, cualitativa y cuantitativa. La información cuantitativa es objetiva y se puede medir directamente. Un ejemplo claro es el análisis de datos mediante herramientas como Google Analytics para conocer cómo los usuarios están utilizando nuestro producto. La información cualitativa nos permite conocer cómo siente, qué piensa o qué motiva a nuestro cliente. Un ejemplo de método cualitativo es la investigación de campo que nos da información sobre cómo se comporta el cliente en un entorno o contexto de uso real con nuestro producto o servicio.

Investigadora haciendo un blueprint de servicio en una pared.

Los métodos de investigación darían para otro artículo. En este caso, te quiero presentar varios escenarios que puedes utilizar según el tipo de investigación que vayas a hacer. Los voy a ordenar según el tiempo y los recursos con los que contamos.

1- Full project (Auditoría completa): Se utiliza cuando se tienen el tiempo y los recursos necesarios para llevar a cabo completamente el proceso de diseño. La investigación, el análisis y los resultados generados en este tipo de proyecto abarcan un panorama más amplio en cuanto a las aspiraciones y necesidades de los clientes.

? Entrevistas a stakeholders, brief inicial, mapa de perfiles, persona, entrevistas etnográficas, análisis del árbol de problemas, generación de insights, test de usabilidad, ordenación de tarjetas, mapa de impacto, grupos de negociación con usuarios o pruebas de usabilidad, matriz de innovación,…

2- Quick project: En este tipo de proyectos se lleva a cabo de manera ágil un proceso completo de descubrimiento, ideación y prototipado que aborda retos de menor complejidad y requiere una exploración menos profunda.

? Mapa de perfiles, persona, entrevistas etnográficas, generación de insights, asociación forzada, test de usabilidad, análisis de analytics,…

3- Problem resolution: Este proceso se puede utilizar cuando ya se ha identificado el problema que se quiere resolver, pero aún no se sabe cómo abordarlo. Sirve para comprender en profundidad el problema y a los usuarios; a partir de la información obtenida, se realiza un análisis y se generan insights.

? Entrevistas a stakeholders, brief inicial, mapa de perfiles, persona, entrevistas etnográficas, análisis del árbol de problemas, generación de insights,…

4- Quick research: Busca conocer de forma rápida las necesidades y aspiraciones de los clientes. Para llevar a cabo este proceso de investigación, es necesario tener claro el reto de negocio y trabajar con un segmento de clientes muy concreto.

? Brief inicial, Mapa de perfiles, perfil de persona, generación de insights, analytics,…

Estimar tiempos

Debemos establecer una línea de tiempo para diseñar el producto, incluyendo la investigación. Para elaborar un roadmap, deberás tener en cuenta el contexto del proyecto, los métodos planteados, la cantidad de personas involucradas y los materiales que se necesitan. Ten en cuenta que en esta fase deberás recopilar los datos, sintetizarlos, sacar conclusiones y plantear soluciones a los problemas encontrados.

Conclusión

Es muy común saltarse la fase de investigación. Las empresas suelen prescindir de ella por falta de tiempo o recursos. Debe quedar claro que diseñar productos o servicios sin tener datos es diseñar a ciegas y supondrá un gasto mayor a medio plazo para el cliente. Un equipo que construye productos sin entender antes el problema siempre producirá soluciones prematuras.

Investigador haciendo test de producto movil con usuarios.

Bola extra

Dejo por aquí este Framework para obtener información rápidamente y acelerar la toma de decisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

He leído y acepto la política de privacidad

Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable:
  • Finalidad:
  • Legitimación:
  • Destinatarios:
  • Derechos:
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad